Mostrando entradas con la etiqueta Amigos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Amigos. Mostrar todas las entradas

miércoles, 5 de junio de 2013

Miércoles Mudo: "Amigos En El Camino"

“Los amigos son compañeros de viaje que nos ayudan a avanzar por el camino de una vida más feliz”.
Anónimo

Con su mejor amiga de la guardería. ¡Inseparables!.
¡Amigos en el camino!

jueves, 27 de diciembre de 2012

Mi Canción




En días como hoy suelen acudir a mi mente un montón de pensamientos y reflexiones, sobre como ha sido mi vida o sobre lo que cabe esperar, pero especialmente sobre lo que tengo. Y todo lo  que tengo lo valoro, lo atesoro y lo quiero.


No puedo evitar recordar un relato de una poeta africana, Tolba Phanem, que siempre me ha resultado hermoso y a la vez certero. El relato es conocido por diversos nombres; "La Canción Del Niño", "La Canción De Los Hombres", "La Canción Del Alma"... Todos ellos me parecen muy acertados, porque en todos nos vemos reflejados: 

"Cuando una mujer de cierta tribu de África sabe que está embarazada, se interna en la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece la canción del niño.

Ellas saben que cada alma tiene su propia vibración que expresa su particularidad, unicidad y propósito. Las mujeres encuentran la canción, la entonan y cantan en voz alta. Luego retornan a la tribu y se la enseñan a todos los demás.

Cuando nace el niño, la comunidad se junta y le cantan su canción.

Luego, cuando el niño va a comenzar su educación, el pueblo se junta y le canta su canción.

Cuando se inicia como adulto, nuevamente se juntan todos y le cantan.

Cuando llega el momento de su casamiento, la persona escucha su canción en voz de su pueblo.

Finalmente, cuando el alma va a irse de este mundo, la familia y amigos se acercan a su cama y del mismo modo que hicieron en su nacimiento, le cantan su canción para acompañarle en el viaje.

En esta tribu, hay una ocasión más en la que los pobladores cantan la canción.

Si en algún momento durante su vida la persona comete un crimen o un acto social aberrante, se le lleva al centro del poblado y toda la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor. Entonces... le cantan su canción.

La tribu sabe que la corrección para las conductas antisociales no es el castigo, sino el amor y el recuerdo de su verdadera identidad. Cuando reconocemos nuestra propia canción ya no tenemos deseos ni necesidad de hacer nada que pudiera dañar a otros.

Tus amigos conocen tu canción, y te la cantan cuando la olvidaste. Aquellos que te aman no pueden ser engañados por los errores que cometes o las oscuras imágenes que a veces muestras a los demás. Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo, tu totalidad cuando estás quebrado, tu inocencia cuando te sientes culpable, tu propósito cuando estás confundido."
Tolba Phanem, poeta africana

No vivo en África pero sí tengo una tribu, una tribu inmensa que entona mi canción en muchos momentos de mi vida. Y es su presencia lo que hace que para mi este día sea tan especial.

En días como hoy son muchos los que están entonando mi canción y hacen que mi felicidad sea inmensa. Hoy mi tribu canta mi canción para recordar el día en que nací...

¡Gracias!

miércoles, 15 de agosto de 2012

martes, 27 de diciembre de 2011

Hoy Es Mi Cumpleaños


Hoy es mi cumpleaños, al igual que la Navidad, me sorprendió infraganti. Este año no ha habido tiempo para la reflexión, ni para el recogimiento, ni para la añoranza a las que suelen invitar estas fechas. Todo ha sido, y está siendo, un ir y venir a la carrera. Vamos a todo y parece que no llegamos a nada, pero finalmente allí estamos.

Normalmente no suele ser así, siempre he podido darme el lujo de reservarme mis ratos de reflexión, de preparar tranquilamente la celebración de mi cumpleaños, de adornar la casa y hasta de cocinar cosas ricas por estas fechas. Tampoco es ninguna tragedia, simplemente la vida está yendo mas deprisa por estos días, ya volverá a ralentizarse cuando pasen estas fechas. De hecho, si lo pienso fríamente quizás sea lo mejor. Puede que si me detengo a pensar en que hoy estoy cumpliendo 37 años quizás, y solo quizás, me de por pensar cosas que no debo, o no quiero.

Así, a la carrera, puedo decir que este año ha sido muy especial, he tenido el gran lujo, junto a mi marido, de poder disfrutar del día a día de nuestro pequeñín y, cada detalle, cada nuevo gesto, han sido míos, siempre rodeada de familia y amigos. ¿Y qué decir del balance de mis 37 años?, pues que tengo no mucha, sino muchísima suerte de haber vivido todo lo que he vivido con quienes lo he vivido.

Por ustedes, por todos ustedes, gracias por hacer que mi vida sea rica, hermosa y especial.

domingo, 11 de diciembre de 2011

New York, New York


¡Nos vamos de viaje! ¡¡Sí!! No veo la hora de salir, desconectar y volver con energías renovadas. Y no solo eso, es el primer viaje largo de nuestro peque y además, iremos a donde nos conocimos papi y yo (algún día contaré nuestra historia). Qué ganas tengo de enseñarselo todo y recordar con papi tan lindos momentos. Quien nos iba a decir que casi 10 años después volveríamos con uno mas en la familia.

Por otro lado, estoy muy preocupada porque el peque se nos vaya a enfermar con los cambios de temperatura. Todavía no he empezado a hacer las maletas y por ahora todo lo que se me ocurre meter son todas las medicinas que pueda necesitar, ¡hasta la de los chichones!... y abrigo, mucho abrigo. Si es que ya es preocupante que tu hijo se enferme pero si encima te pilla en otro país a mi al menos me añade mucha inseguridad. 

Con tanto preparativo he tenido que dejar para la vuelta lo del árbol de navidad. Allá a donde vamos siempre hay luces pero por estas fechas aún más, así que espero que cuando coloque nuestro arbolito no quede empequeñecido, ni que el peque se lance sobre él como hace cuando pasamos por una de esas tiendas de los chinos que los tienen en la puerta y todos iluminados.

Los abuelos han querido estar con el peque todos los días, lo echarán mucho de menos, estoy segura. Aún no nos hemos ido y ya lo extrañan, y eso que no estaremos mucho tiempo fuera. No se si el peque lo notará porque estaremos bastante ocupados, queremos volver a ver a tantos amigos que dejamos allí, ir a nuestros sitios preferidos y a otros nuevos y a los de obligatorio paso. Son tantas las cosas que queremos hacer que no se si nos dará tiempo de todo.

Espero poder escribir algo en el blog desde allí. En cualquier caso, las echaré de menos durante este breve tiempo desde New York, New York...