jueves, 12 de enero de 2012

El Día En Que Desarmaron A Papá

En casa de los abuelos, los Reyes Magos le dejaron al peque un coche, un precioso, bilingüe y educativo coche con el que el peque alucinó en colores y mas allá. A pesar de ser algo grande y pesado para sus pequeñas manitas el peque se las sabe ingeniar para hacer rodar el coche por cualquier superficie horizontal o vertical e independientemente de si es lisa o no.

Desde que nació el peque, papi ha empezado una cruzada personal a favor del respeto de un hijo a un padre. Estoy totalmente de acuerdo salvo que a veces no le es fácil, en mi opinión, delimitar la línea divisoria entre el respeto y la seriedad o el enfado, pero claro, no hemos nacido con un libro de instrucciones bajo el brazo y al fin y al cabo lo que para mi se hace de una forma, para él se hace de otra o simplemente no sabemos y vamos aprendiendo por el camino. La cuestión es andar el camino juntos y en equilibrio y así las cosas nos han ido saliendo.

Tan enfrascado ha estado papi en su cruzada que no contó en ningún momento con la inocencia y nobleza de su hijo. Como muchos ya saben, somos los padres del "futbolista de arriba" y claro, haciendo honor al apodo, el peque estaba hace unos días jugando con su tan preciado y flamante coche, cuando papi, lo llamó para bañarse. Generalmente el peque deja lo que esté haciendo por ir corriendo a darse un baño, le encanta y él, en su bañera, es el rey. Pero ese día su coche era prioritario sobre cualquier otra cosa y como muestra de desacuerdo tiró su coche al suelo haciendo, por supuesto, un gran estruendo. Después de un par de estruendos mas le dije que si lo volvía a tirar ya no se lo devolvíamos, y claro, efectivamente, lo tiró.

Papá recogió el coche y le dijo que tal y como mamá le había avisado ya no se le volvería a entregar, con lo que el peque empezó a llorar con total desconsuelo. Perseguía a papá por la casa para que le devolviera su coche llorando con auténtica angustia y pesar. Entonces papá le entregó de nuevo el coche al peque explicándole por qué no debía tirarlo al suelo y que después del baño, si quería, podía seguir jugando con él. Hasta este punto, papá creía tener el control de la situación, tan serio, tan rotundo, tan seguro. Pero entonces, el peque levanta sus manitas chiquititas, coge el coche que casi no le cabe en ellas y con ojos de profundo agradecimiento le dice: "asias".

Papi aún no ha superado ese momento, quedó totalmente desarmado, su seriedad, su cruzada se desmoronaron y terminó de rodillas dándole mil besos y abrazos al pequeñín, quien por supuesto sólo pensaba en seguir jugando con su precioso, bilingüe y educativo coche, inconsciente de todo lo demás. Y este fue El Día En Que Desarmaron A Papá...

26 comentarios:

  1. Madre mía, no me extraña que lo desarmara porque casi me desarma a mí... se me han humedecido los ojos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay paparracho!! es que a ustedes los hombres les cuesta mas soltar una lagrimilla!. Un Saludo!

      Eliminar
  2. Lo mismo digo, con toda verdad me has sacado las lágrimas, que belloo, me lo imagino ahora que lo he visto en foto! Y es que ellos, los padres tan fuertes y serios y verlos así es algo tan tierno. Igual mi esposo cuando le sale a la chikitina darle abrazos se derrite. Que ternura!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Irene, estos hombres a veces bajan la guardia y nos dan estas escenas tan tiernas. Gracias a nuestros chiquitines por sacarles ese lado tan oculto para algunos! ;)

      Eliminar
  3. jaja pero qué lindo!!! estos enanillos nos terminan ganando batallas por simple ternura jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además sin ser conscientes de ello jajaja. No quiero ni pensar cómo será cuando tenga edad de chantajear ;b. Un saludo

      Eliminar
  4. jaja pero que lindo! el mio hizo algo similar con su papá...escuchar el "acias" y quedan desarmados =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente! Estoy segura de que todos hemos vivido cosas así en nuestras casas. Donde hay niños hay mucha ternura. Besos

      Eliminar
  5. Ternurita!!! Un babero para el papi! jajaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y para la mami también! jajaja. Besos Bren

      Eliminar
  6. Dios! mi peque todavía no habla y el día que me pase algo sí caeré desarmada! no me extraña, al leerte, casi me desarmo! Una ternura!

    Ya te agregué a mis links para poder volver :) saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Elisa! te esperan un montón de momentos como este y te emocionarás mucho, ya lo verás. Son adorables e inolvidables. Saludos

      Eliminar
  7. Qué bello!! Los papás se hacen los duros pero no pueden con una palabrita dulce, abrazos o besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que por eso mismo la situación se vuelva tan tierna por ambas partes. Abrazos y besos! ;)

      Eliminar
  8. Si es que nos ganan con cada cosa que hacen, la primera vez que el mío dijo "asias" le di mil besos, no tanto por el "gracias" como por haber dicho "grasias",jejeje,para eso se lo enseñó a decir su mami. Puede parecer una totería pero cuando estás fuera de casa estas cosas te hacen mucha ilusión.
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de veces que se te quita la cara de enfado por una sonrisa cuando hacen algo inesperado. Cuando lo he regañado por algo y luego viene a mi en busca de consuelo jajaja. Qué momentos!. Besos

      Eliminar
  9. ¡qué tierna historia!
    yo a veces tengo que aguantarme la risa en plena bronca a mi hija de siete años por sus flamantes razonamientos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, el nuestro aún no sabe decir tantas palabras como para elaborar un razonamiento pero te aseguro que con sus actos a veces nos da la risa en medio de una regañina. Son tan lindos! ;)

      Eliminar
  10. Chico listo... y agradecido!!
    A mi me suele decir mi hija mayor (5 años), "Mamá, que soy una niña!!" y me desarma también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que siempre sorprenden, llegan y cuando menos te lo esperas zas! ;). Un saludo!

      Eliminar
  11. ¿Dónde dónde he visto eso antes? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja tu debes tener aún mas experiencia en este tipo de cosas...;). Un beso...ah! camina y descansa también

      Eliminar
  12. Qué peque tan más inteligente y lindo! Me temo que no será la última vez que desarme al papá (y a la mamá, jejeje).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! A la mamá la tiene desarmada desde antes de nacer... Seguro que tú sabes bien de lo que te hablo jeje. Un abrazo ;)

      Eliminar
  13. Si es que son más mañosos que la leche---nos desarman con cualquier cosita! nada dile a tu marido que siga durooooooo que no se le ablande le corazón jejeje :) besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Es inevitable que se le ablande por mas que se empeñe. Los niños son impredecibles y tan nobles...
      Besos! ;)

      Eliminar